Otros servicios

Sedaciones Pediátricas

shutterstock_118086349

La población infantil tiene una mayor labilidad emocional y una menor capacidad de autocontrol que los adultos en su vida cotidiana. Si a esto le sumamos situaciones novedosas y potencialmente dolorosas, como puede ser la visita al dentista, tenemos una alta probabilidad de que se produzca una mala o nula tolerancia a la realización de los tratamientos dentales. La inyección de anestesia local, la apariencia de hospital que pueda tener la clínica (batas blancas, mascarillas, gorros, ruidos, olor a medicamentos, etc) y la poca información que a veces los niños reciben por parte de los adultos sobre su visita al dentista, provoca nerviosismo, inquietud y miedo que pueden hacer inviable la pràctica de los procedimientos odontológicos que son necesarios para garantizar su deseable salud dental. Al igual que en los adultos, las malas experiencias también pueden generar sobre ellos rechazo a nuevos tratamientos dentales en el futuro.

Es aconsejable que los padres expliquen a sus hijos de forma sencilla y comprensible el procedimiento que se les va ha realitzar. Si evitamos engaños obtendremos una mayor colaboración por parte de los niños. Obviamente la sedación farmacológica se asocia con “métodos de distracción” para los niños (dibujos animados en los monitores, sala de espera infantil con decoración diferente a la de los adultos, material de juegos y dibujo, vestuario divertido por parte del personal que los tratará, etc). Incluso también es conveniente que los ninos traigan al gabinete dental algún juguete o artículo preferido o especial para ellos de forma que se sientan lo más confortables posible.

Con la sedación farmacològica conseguimos una mejor colaboración de los niños con el equipo odontológico, al disminuir la intensidad en la percepción del estímulo doloroso y suprimir la ansiedad y el miedo con un óptimo recuerdo para ellos. En muchas ocasiones es suficiente con la administración de fármacos ansiolíticos vía intranasal (gotas), aunque si se requiriese una mayor sedación e inmobilización del niño los fármacos pueden administrarse por via intramuscular o intravenosa. No tenemos límites de edad para realizar las sedaciones ni tampoco limitaciones en cuanto a la duración de los tratamientos. Utilizamos siempre oxigenoterapia en los niños y una monitorización igual que en los adultos.

shutterstock_217657168

Especialistas en el suministro de sedación consciente para centros médicos y dentales

Uso de cookies

El sitio http://www.sedatium.com utiliza cookies propias para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR