¿Existe riesgo con la sedación consciente?

¿Existe riesgo con la sedación consciente?

Los tratamientos con sedación consciente no están 100% libres de riesgos.
Los anestesiólogos de Sedatium realizamos una Valoración Pre-Anestésica (VPA) que evalúa varios factores del paciente y de la cirugía para establecer la relación riesgo/beneficio del acto anestésico-quirúrgico que se ha de transmitir al paciente y que éste debe aceptar y refrendar en un documento legal: el consentimiento informado.

La Valoración Pre-Anestésica (VPA) es el protocolo de estudio que permite la
evaluación del estado físico y riesgo del paciente para establecer un plan de sedación consciente de acuerdo con su análisis y, de ser posible, respetar la preferencia del paciente.

riesgos con la sedación consciente

La Valoración Pre-Anestésica es un elemento de seguridad para el paciente.

Factores a valorar del paciente para evitar riesgo con la sedación consciente:

  • Edad.
  • Sexo.
  • Peso y altura. Valoración de Índice de Masa Corporal (IMC).
  • Alergias medicamentosas o alimenticias.
  • Enfermedades crónicas del paciente.
  • Intervenciones quirúrgicas previas.
  • Tratamientos médicos que tome el paciente.
  • Hábitos tóxicos que el paciente consuma (tabaco, alcohol, drogas).
  • Estado físico del paciente (capacidad funcional, estado cardiovascular,
    función respiratoria, discapacidades físicas, dificultad del manejo de la vía
    aérea, estado nutricional, etc) y grado de autonomía (higiene, alimentación,
    deambulación).
  • Exploración física (auscultación cardio respiratoria, palpación abdominal,
    valoración de extremidades en búsqueda de edema, úlceras, mala
    circulación…).
  • Exploraciones complementarias (ECG, analítica, pruebas de imagen:
    radiología, TAC, RMN, ecografías, pruebas de esfuerzo…).

Factores a valorar de la cirugía :

  • Duración de la intervención.
  • Tipo de cirugía y sobre qué órganos vitales puede afectar.
  • Riesgo hemorrágico de la cirugía.
  • Si la cirugía es de carácter urgente o programada.
  • Valoración de la necesidades analgésicas postoperatorias de la cirugía.
  • Valoración de la necesidad de unos cuidados postoperatorios más o menos
    intensivos.

riesgos con la sedación consciente

De la valoración de todos estos factores se distribuye al paciente en la escala de
ASA (American Society of Anaesthesiologists) que a continuación explicamos.
La utilización de escalas de riesgo permite estandarizar la valoración de la gravedad del acto quirúrgico-anestésico:

  • ASA I . Paciente sano . Sin enfermedades y con una capacidad funcional sin
    limitaciones.
  • ASA II . Paciente con enfermedad sistémica leve y estable que no afecta a
    la capacidad funcional estándar.
  • ASA III . Paciente con enfermedad sistémica grave y estable que SÍ
    afecta a la capacidad funcional del paciente, pero NO es incapacitante.
  • ASA IV . Paciente con enfermedad sistémica grave, descompensada e
    incapacientante que puede poner en peligro la vida del paciente.
  • ASA V . Paciente moribundo. Con una enfermedad sistémica que afecta a
    varios órganos o sistemas y que no responde al tratamiento y que
    condicionará la muerte del paciente en un periodo corto de tiempo.
  • ASA VI . Paciente en estado de muerte encefálica. Posible donante de
    órganos.

La clasificación ASA se desarrolló en el año 1941 y existe una correlación positiva entre dicha clasificación y la morbi-mortalidad correlacionada con el acto anestésico.

Es la clasificación de riesgo en la sedación consciente más utilizada mundialmente en la valoración pre-operatoria.

Existen otras escalas de riesgo pero que son más específicas:

  • POSSUM. Más específica para valorar la mortalidad postoperatoria.
  • APACHE. Más específica para el paciente crítico ingresado en UCI.
  • Child-Pugh . Más específica para valorar el riesgo del paciente con
    enfermedad hepática.

La Valoración Pre-Anestésica (VPA) también tiene como función realizar una
optimización del paciente antes de someterse a la intervención quirúrgica:

  • Modificación, suspensión o implementación de tratamientos.
  • Mejorar el estado anémico o nutricional del paciente.
  • Mejorar el estado físico del paciente (pérdida de peso, mejoría de la masa
    muscular, suspensión de hábitos tóxicos).

El paciente ideal para las sedaciones conscientes en odontología es el paciente ASA I – II.
No obstante también se realizan sedaciones en pacientes ASA III tras realizar una valoración más exhaustiva del estado de salud del paciente.

SEDATIUM ha elaborado un cuestionario médico que aborda de forma rápida y concisa todos los aspectos más importantes del estado de salud del paciente el cual permite establecer una clasificación inicial del ASA. Posteriormente se suele contrastar vía telefónica con el paciente las cuestiones abordadas en el cuestionario, se resuelven dudas y se valora la necesidad de una visita presencial con el anestesiólogo.

riesgos con la sedación consciente

 

Notas:

La Capacidad Funcional suele evaluarse a través del grado de autonomía que se posee para realizar una serie de actividades cotidianas relacionadas con el cuidado personal (higiene, alimentación) o actividades básicas de la vida diaria.

(ABVD) y otras de manejo del entorno o actividades instrumentales de la vida diaria (AIVD).

Con la aplicación de estos protocolos los médicos anestesistas de Sedatium minimizamos los riesgos en la sedación consciente que realizamos cada día en las diferentes clínicas dentales.

 

Especialistas en el suministro de sedación consciente para centros médicos y dentales

Uso de cookies

El sitio https://www.sedatium.com utiliza cookies propias para recopilar información que ayuda a optimizar su visita a sus páginas web. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat